Salta

Paisajes de película y comida norteña.

Sobran razones para enamorarse de Salta: si no es por las partes antiguas de su capital, va a ser por la comida y su vino torrontés, que es un 10 (rima no intencional) y que no se puede tomar una sóla vez (bueno, esa sí fue intencional). Todo esto y más te espera en una región llena de paisajes ultracoloridos típicos del noroeste Argentino, con historia plasmada desde en pinturas rupestres hasta en catedrales coloniales, con música tradicional a la vuelta de la esquina en todo momento. No te resistas a sus encantos.

La Linda

¿Cómo no va a haberse ganado el apodo 'La Linda' con sus edificios históricos camuflados entre cerros que tocan el cielo? Adentrándote más en la provincia, vas a poder ser parte de esta escenografía mágica tomándote el Tren de las Nubes (que corre a más de 4000 metros de altura), visitando Cafayate en los valles Calchaquíes, haciendo la Ruta del Vino Salteña o recorriendo la increíble Cuesta del Obispo. El espejo de la madrastra de Blancanieves claramente no conocía Salta, que sin dudas es la más bonita de todas.

¡A comeeeeeer!

La gastronomía de Salta es de las más ricas del país. El locro calentito y la guatia casi que no son platos obligados, sino destinos en sí mismos. Próxima escala: tamales de humita. Y obviamente no podés perderte el espectáculo aguador de bocas que son las empanadas tradicionales y el asado viniendo hacia vos non-stop en medio de chacareras y zambas en una de sus peñas folclóricas. En todo sentido: ¡Adeeeeeeentro!

¿Querés saber más?

Leé nuestras recomendaciones para Salta.

TOP 1: Por los valles calchaquíes

Este paisaje que inspiró mil zambas y chacareras es una parada obligada. Las impactantes vistas panorámicas en lugares como Cachi y Payogasta van a desafiar la memoria de tu teléfono, entre tantos videos, fotos y panorámicas

TOP 2:. ¡A comer!

Las recetas de acá se exportan a toda la Argentina. Empanadas típicas salteñas, humita en chala y tamales son el power trío que domina la escena gastronómica local. No dejes uno sin probar.

TOP 3: Salinas Grandes

Este paisaje de sal blanquísimo en la frontera con Jujuy no deja distinguir donde termina el piso y donde empieza el cielo. Es ideal para sacar toda clase de fotos creativas gracias a la perspectiva engañosa. Y aunque no es caro visitarlo, es definitivamente el programa más salado de Argentina.

TOP 4: Cafayate

Parada obligada cuando empieza la recorrida fuera de Salta ciudad. Lo mejor del pintoresco y vivo Cafayate está en sus vinos y sus paisajes. Del primero te recomendamos el dulce torrontés de uvas sobremaduras, de lo segundo te recomendamos visitar el Anfiteatro, y La Garganta del Diablo (si, aparentemente el Diablo tiene 2 gargantas y las dos están en Argentina), dos formaciones rocosas de imponente color rojizo.

TOP 5: Catedral de Salta

Cualquier paseo por el centro salteño tiene que llevarte por la Catedral, una edificación del siglo XIX realmente imponente de una mezcla de estilos barroco y neobarroco. Su altar, sus pinturas y su decoración son verdaderas joyas de la corona salteña.

¡COMPRÁ TU PASAJE AL PRECIO MÁS BARATO!